Colgar mirando el atardecer

Probablemente no soy aquello que imagines. Con toda seguridad no estoy teniendo en cuenta que quizás tu momento  también te reclame sentirte solitaria. Aún así tengo que confesar, mientras miramos por la ventana con frío y la densidad del paisaje se torna rojiza por el ocaso del sol: tus abrazos, linda, no están nada mal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s