La almohada surrealista: espera

Lucha, agua, perro y torrbellino. Las sandalias se me salen, mientras pienso, “wow esto si que se va a poner jodido”. Y quizás si se ponga, si a la criatura escondida que grita no le dimos de comer, una al menos, como para que se calme hasta el próximo grito. Ya le digo, “yo no lo vomito”, pero me quemaría el grito. Tal vez sea la risa que encuentra perdido en el corral, aquel de allá que se ve encerrado, olvidado y abandonado. Pero le digo “che, una brisa como para tirar, algún colchón para reposar, algo, hasta el próximo carnaval”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s