La foto

Se genera contraste porque el día está terminando de clarear, pero la oscuridad empieza a trepar despacio por la habitación. Queda un tono lúgubre que genera una inquietante densidad, una especie de ocultar siniestro que amenaza la luz inocente del atardecer. En las sombras se distinguen las siluetas de objetos, ¿qué está por pasar ahí?, ¿qué momento exacto del devenir temporal captó la cámara con su fugaz apropiación de la escena?

Hay algo monstruoso en la ruptura que provoca la luz exterior. La habitación queda vedada, misteriosa e incierta. La oscuridad anuncia que todo puede suceder allí, pero no va a saberse porque la foto no trasciende al momento. Con la imaginación empieza a caer la ansiedad, y en la incertidumbre es donde yace el horror.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s