Sin remito ni nada

-Le dicen Michi.

-¿Michi?- pregunta un muchacho de pelo largo con barba.

-Si, Michi- le responde sin mirarlo, un señor trajeado muy elegante.

-¿Y me tiene que dar algo?- el hombre de pelo largo para de cargar bidones y respira-porque la última vez…

-No va a ser como la última vez, te lo garantizo. Vos anda tranquilo que allá te pagan- y como para enfatizar, lo apunta con el índice y lo mira fijo a los ojos -preguntá por Michi.

Mientras se rasca la barba, plagada de gotas de transpiración que se filtran sin parar, el muchacho termina de cargar los últimos bidones. Si pudiera elegir se iría. Mandaría a la mierda a Michi, a los bidones y al garca trajeado que ni se mosqueó  en ayudarlo. Pero como elegir no puede, sigue haciendo el trabajo y agachando la cabeza con resentimiento. Después de todo su familia tiene que comer.

-¿Hay  factura, remito o algo para que me lleve?

-No- dice el trajeado- sin remito ni nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s